El rubro indumentaria mantiene la demanda baja y algunos comercios chicos cerraron

El ministro de Industria, Raúl Schiavi, dijo que algunos negocios de venta de ropa tuvieron que cerrar. Comerciantes hablaron de la baja venta y que “agosto fue un mes de terror”.

308

En el marco de la crisis económica remarcada por la suba del dólar, el ministro de Industria, Trabajo y Comercio de la Provincia, Raúl Schiavi, comentó a El Litoral que uno de los rubros más afectados es el textil y que hubo cierres de comercios chicos. En este sentido, este medio dialogó también con vendedores quienes insisten en la baja demanda, además del alto costo del alquiler y servicios.
“La situación comercial depende mucho del rubro y es muy dinámico, se abren y cierran negocios. Con la Municipalidad de Corrientes compartimos datos acerca de los locales en la capital. En el último mes hubo un diferencial negativo y esperamos cargar información para analizar esta situación de una manera más profunda”, dijo Schiavi.
Al respecto, precisó que “el sector textil es uno de los más afectados, los locales de venta de ropas más chicos son los que cierran”. “Aquellos locales o empresas con marcas consolidadas se mantienen, pero son los comercios más chicos los que padecen aún más la crisis”, comentó el ministro a El Litoral.
En este marco, desde negocios céntricos de la Capital comentaron a este medio que la demanda sigue en baja y que agosto fue el mes más complicado para ellos. Las ganancias son pocas y algunos días ingresan no más de dos personas y solo a consultar precios.
“Llegando a la última parte del año se ve cada vez peor el panorama comercial. Hay mucho menos venta y esto se da en todos los negocios, los vemos horas vacíos”, comentó Juan Cruz, dueño de un pequeño local por calle Salta “Caribe Store”.
A la vez, relató que “la gente busca mucho precio, recorre mucho y hay competencia entre los comerciantes, se pone ropa en liquidación, se hacen ofertas y promociones”. “Hay comerciantes que prácticamente regalan mercadería con tal de que ingresen algunas ventas”, sostuvo.
“Estoy pagando $12 mil el alquiler, pero es un precio que se mantiene desde hace dos años, tengo que renovar el contrato y no sé cuánto aumentará. Hay algunos que pagan hasta $60 mil el alquiler. Ahora se viene el calor y sube el costo de la luz, ni siquiera quiero prender el aire para no gastar más”, comentó y agregó “hay algunos días que solo entran a preguntar, sería muy triste que pase algún día sin que nadie entre ni siquiera para eso”.
Por su parte, Nino que estaba junto con su esposa merendando mate cocido con galletitas saladas relató: “Somos jubilados, hace 18 años tenemos este negocio. Agosto fue un mes muy difícil, desde el 20 de julio venimos viendo que cada vez se vende menos. El mes anterior fue de terror”.
“Estamos pagando $20 mil de alquiler, atendemos nosotros el local y algunos días mi hija, nos ahorramos el costo de pagar un sueldo. Estamos más para sentirnos ocupados y no aburrirnos en nuestra casa porque de ganancia ingresa muy poco”, contó Nino a este medio.
En este sentido, agregó “antes los fines de semana se vendía mucho y hacías la diferencia, ahora los días son parejos, hoy sábado no ves a nadie en la calle y los locales vacíos”. Para este comerciante “lo único que está rindiendo y no mucho son los locales de venta de ropa femenina, pienso porque las jóvenes buscan siempre algo nuevo que lucirse”.
“Vimos muchos negocios que cerraron, pero también otros que abrieron, es muy dinámico todo. El rubro de ropa está muy complicado”, comentó el jubilado acompañado de su compañera de hace más de 40 años, Noni.
Desde el área comercial de la Municipalidad de Corrientes, Valdemar Valtier, dijo que “hasta el momento no vemos ningún cambio llamativo en cuanto a cierre, pero no descartamos ya que algunos pueden no acercarse a dar de baja el local”. “Sí estamos viendo muchos negocios de comida que se están abriendo en el centro y alrededor de las cuatro avenidas, negocios gastronómicos tipo delivery”.