Se gradúan y transfieren un sistema de para automatizar el funcionamiento de un secadero solar de madera

26

Eduardo Márquez Burgos y Raúl Gómez Cedrón estudiantes de la Carrera de Ingeniería en Electrónica, con el asesoramiento del GIESMA de la FaCENA de la UNNE, diseñarán y construirán un equipo para el Control del Proceso de Secado de Maderas y automatización del funcionamiento del secadero solar, que serán Instalados y Puestos en Marcha próximamente.

No sólo les permitirá graduarse, sino que además sus diseños de cálculo y técnico serán transferidos a una asociación productiva de la provincia de Entre Ríos. Se dará en este trabajo final un ideal de la formación universitaria: volcar en un proyecto todos los años de formación y verlo plasmado para beneficio de la sociedad.

Dos estudiantes de la Carrera de Ingeniería en Electrónica de la UNNE ya trabajan como parte del Proyecto Final para su graduación en el diseño de un Sistema de Control del Funcionamiento de un Secadero Solar y un Sistema de Control del Proceso de Secado de la Madera.

La necesidad tecnológica requerida por la Asociación de Carpinteros de Concordia hizo que los estudiantes Eduardo Márquez Burgos y Raúl Gómez Cedrón desarrollen sus competencias teóricas practicas necesarias para dar solución a un problema real que hoy enfrenta esa asociación productiva.

La construcción e instalación de un secadero solar para maderas surgió del interés manifestado por la Asociación de Carpinteros de Concordia, con el fin de obtener un producto de calidad que se introduzca al mercado nacional e internacional para su comercialización.

La construcción del secadero se realizó en el marco de un co-diseño tecnológico dirigido por la doctora Paula Peyloubet (Centro de Investigaciones y Estudios sobre Cultura y Sociedad (CONICET -UNC) y la doctora Noemí Sogari (GIESMA-UNNE).

El Grupo de Investigación y Transferencia Tecnológica de las Energías Sustentables y del Medio Ambiente (G.I.E.S.M.A.) de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE, contribuyó además en el Diseño y Construcción, de un equipo para el Control del Proceso de Secado de Maderas y automatización del funcionamiento del secadero solar, que serán instalados y puestos en marcha próximamente.

El desafío fue tomado por los integrantes del GIESMA, los estudiantes de la Carrera de Ingeniería en Electrónica de la UNNE Márquez Burgos y Gómez Cedrón, como parte del Proyecto Final para su graduación bajo el asesoramiento y seguimiento del Lic Eduardo Ricciardi.

En resumidas cuentas, el GIESMA transfiere una tecnología simple dando solución a un problema real.

Opción de menor costo pero de buena calidad. Un secadero solar es un sistema que transforma la energía solar en térmica la que puede utilizarse, por ejemplo, para secar productos fruti-hortícolas, madera, tabaco, etc.

Este dispositivo consta básicamente de un colector de energía solar que calienta el aire proveniente del ambiente y circula a través de él; y una cámara de secado donde se distribuye el producto.

El funcionamiento óptimo de un secadero depende de la intensidad de la radiación solar, del área de colección de energía, del flujo de aire que circula a lo largo del colector, la temperatura y humedad del ambiente, la temperatura en el interior de la cámara.

El proceso de secado depende de la naturaleza del producto, del contenido de humedad con la que ingresa a la cámara, de la temperatura, humedad y la velocidad del flujo de aire que fluye a través del producto a secar.

Cada producto posee una temperatura óptima de secado, de no respetarse o superar ese límite se afecta la calidad del producto. Por lo tanto se debe controlar en forma casi permanente la temperatura de secado, regulándola a través de la velocidad del flujo de aire que circula a lo largo del conjunto de maderas dispuestas en la cámara, que puede modificarse encendiendo los ventiladores y/o extractores de aire.

Sistema de Regulación y Control. De esto surge la necesidad de contar con un Sistema de control que automatice el funcionamiento del secadero. En el mercado existen sistemas de control y automatización de funcionamiento de hornos para los que se usan sensores y software de muy alto costo.

El sistema de control presenta ventajas para el proceso: en lo central, da mayor precisión al momento de controlar el flujo de aire en la recamara, mediante el uso de ventiladores además de un constante monitoreo de la potencia térmica disponible en el colector, la cual se obtiene mediante la medición con el piranómetro. Al existir este sistema de control se monitorea constantemente la humedad de la madera en base húmeda, estableciendo el umbral para encontrarse dentro de los parámetros requeridos y determinar cuando el sistema se encontrará, en reposo, ya sea por falta de irradiancia, variaciones térmicas o bien que sea de noche.