Victoriano: “Espero que los fantasmas ya se hayan ido”

El entrenador de Regatas Corrientes se mostró satisfecho con el progreso de su equipo, sobre todo luego de eliminar al clásico rival: San Martín. Además, rescató la actitud defensiva por sobre todas las cosas y que sus jugadores van entendiendo su filosofía, en la que todos puedan sentirse importantes.

446

“Me gusta que todos sobresalgan, algunos con una faceta defensiva, otros con momentos puntuales para hacer descansar a los compañeros y otros anotando que son los que se ven en la estadística, pero en realidad me parece que el equipo trabajó bien, en general, más allá que Javi, Taya y Paolo hicieron buenos números, el equipo defensivamente estuvo impecable por momentos”, comenzó diciendo el tucumano luego de la victoria ante San Martín por 85 a 73.

Haciendo un balance del triunfo –y de lo que va del Súper 20- Victoriano expresó que “tenemos variantes para poder atacar y creo que el equipo se dio cuenta en esta serie con San Martín que no hace falta dependemos de un jugador o de dos, que podemos anotar de distintas maneras, jugando abierto, interior, corriendo, en pickandroll, indirecto para Paolo (Quinteros) porque hay que aprovechar a un tirador como él”.

“Entonces tenemos variantes –continuó-, las podemos aprovechar cuando estamos serenos, concentrados y en estos partidos encontramos eso: que mentalmente podemos competir. En partidos anteriores nos costaba estar enganchados los 40 minutos -estábamos enganchados 10, 5 mal, 5 más o menos- no teníamos esa regularidad. En estos partidos el equipo encontró una manera de jugar donde todos se sienten importantes, donde todos aportan que es la filosofía que tenemos”.

Respecto de la forma en la que el equipo va asimilando la idea/filosofía que pretende el tucumano, confesó que “es muy difícil porque estamos gestionando seres humanos, entonces las costumbres de algunos las traen y hay que sacar eso para decirle ‘vas a jugar 5 minutos y después vas a salir’ esté jugando como esté jugando, y obviamente no están acostumbrados a eso. Sí que costaba, además tenían que creer ellos la filosofía que quería imponer que era ‘5 minutos, que entre otro y sigamos progresando’ y que también te lleve a poder ganar, y parece que no estamos todavía al nivel que podemos”.

Ahora viene Atenas, en una serie que empezaría el 5 de noviembre en el parque Mitre. Al respecto, Victoriano mencionó que “seguimos la Liga para conocer los rivales. En el último partido habían jugado sin dos mayores, Walter (Herrmann) y ‘Nico’ Romano estaban lesionados, los chicos jugaron mucho y le ganaron un partidazo a Instituto.  Es un equipo largo y va a ser un partido muy parejo, en el que el que imponga el ritmo tiene mucho para ganar”.

Por último, Victoriano habló de la concentración del equipo luego de ganar su primer partido fuera del parque Mitre porque “de visitante nos pasaba que nos decaíamos mucho cuando las cosas no salían bien, hoy pasó en un momento. Lo hablamos en el entretiempo y volvimos a estar consistentes, sobre todo en la parte defensiva. Espero que los fantasmas ya se hayan ido y que el equipo se haya dado cuenta que no hay que relajarse a pesar que vayas ganando, que hay que seguir trabajando, que el que entre tiene que dar el máximo y así se hará muy complicado para los rivales poder competir con nosotros”.