Apuntan a reactivar las ventas en las ladrillerías

Ante la baja que registra el comercio de ladrillos en la ciudad, entre la Provincia y la Comuna buscan gestionar programas para llevar a cabo capacitaciones para los ladrilleros, con el fin de que puedan desarrollar actividades alternativas.

211

Las ladrillerías de la ciudad se encuentran atravesando por una complicada situación a raíz de la baja en la venta y la demanda de ladrillos registrada por la situación económica nacional y su impacto en las actividades locales. Desde la Comuna capitalina explicaron que, en conjunto con el Gobierno de la Provincia, se encuentran trabajando con el fin no sólo de poder mejorar las condiciones de producción y comercialización de los productos, sino también de gestionar programas nacionales de capacitaciones que permitan el desarrollo de actividades alternativas para los trabajadores de los obrajes que les  brinden una salida laboral distinta.
Durante la pronunciada bajante del nivel del río Paraná, el Gobierno de la Provincia y la Municipalidad asistieron con materias primas y materiales a las ladrillerías capitalinas para que puedan reactivar la producción, pero el mes pasado, ante la recesión económica por la que atraviesa el país, se redujo considerablemente la demanda del sector.
“Estamos trabajando en conjunto con el Gobierno de la Provincia con la entrega de materiales para que puedan reactivar la producción en las ladrillerías, pero el principal problema que se registró fue la poca comercialización de los ladrillos”, explicó en diálogo con El Litoral el director de Producción Asociativa de la Municipalidad, Raúl Romero. “Mientras antes el problema lo registraban las ladrillerías del Norte de la ciudad, actualmente la situación es complicada para todos los obrajes, ya que las ventas fueron buenas sólo hasta agosto. La disminución de obras y de actividad en la construcción también impactó en las ladrillerías y junto al Ministerio de Desarrollo Social provincial continuaremos trabajando con el sector”, añadió el funcionario comunal.
Por otra parte, desde el Estado se encuentran gestionando con el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación por la generación de programas que permitan una reconversión del sector ladrillero local y posibilite el desarrollo de actividades económicas alternativas para las familias de los obrajes. “Buscamos reconvertir al sector y que las familias ladrilleras puedan tener alternativas laborales para encarar la situación económica o en los momentos donde se registran dificultades. Estamos viendo la forma de poder ayudar a la gente que necesita y que desde hace mucho tiempo se desarrolla en el sector, pero se trata de una idea que recién podría verse a fin de año”, manifestó Romero sobre los proyectos para el sector ladrillero local.