Calvano sobre asambleas municipales: “No hace falta una medida que tienda hacia la fuerza”

En declaraciones radiales, el secretario de Coordinación de Gobierno de la Municipalidad de Corrientes, Hugo Calvano se refirió a las asambleas que llevan adelante los inspectores de Tránsito. Resaltó que esas medidas “no entorpece las negociaciones pero sí el funcionamiento de la ciudad y perjudican al vecino”.

222

Esta mañana inspectores de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad realizaron una asamblea en la sede de la repartición por avenida Artigas desde el primer turno de la mañana. Según comunicaron los empleados, se decidió realizar retención de servicios de dos horas por turno. Por ello, no se brindó el servicio en toda la ciudad durante ese lapso. La medida tiene que ver con un reclamo salarial en el marco de un nuevo cuarto intermedio en la mesa de relaciones laborales.

Ante ello, Hugo Calvano calificó la medida como “inoportuna” ya que se está “en medio de un diálogo abierto”. Dijo que para ellos es “un panorama sorpresivo porque estamos en medio de las paritarias y con un cuarto intermedio acordado para que esta semana los equipos de Hacienda, se sienten a ver con los números en la mesa qué podemos hacer y cómo seguir con este planteo del sector de los trabajadores”, aseveró.

“En este contexto, no era oportuna porque uno está en discusión paritaria abordando estos temas. No hace falta una medida que tienda hacia la fuerza para lograr ese objetivo”, cuestionó el funcionario municipal.

Asimismo dijo que estas medidas “entorpece el funcionamiento de la Ciudad. Al que se le perjudica es al vecino”, remarcó. “Por nuestra parte no, porque estamos en un diálogo totalmente franco y abierto tanto con los normalizadores como representantes electos. No necesitamos este tipo de medidas para conversar”, apuntó Calvano.

“Esto es una cuestión de recursos. Queremos ser responsables. Se van a sentar el área de Hacienda con los representantes de la AOEM y van a conversar sobre la realidad. Con lo que se puede ahora y lo que se puede en un mes, en dos meses y seguiremos conversando porque somos un gobierno con diálogo permanente. Pero lo que no vamos a ser jamás es ser irresponsables, que por aceptar un planteo de una recomposición, supongamos, no podamos sostener o garantizar y se ponga en riesgo el sueldo del trabajador”, refirió.

“En este marco, no se ha cerrado el diálogo. Lo que se ha planteado es una situación real que se va a seguir analizando esta semana. Por eso esto es sorpresivo este tipo de medidas”, indicó. “Consideramos que se hagan este tipo de asambleas en horarios que no compliquen al vecino”, puntualizó Calvano.