Valdés se reunió con Macri y se espera que haga anuncios para la Provincia

El Gobernador estuvo junto con sus pares de Mendoza, Jujuy y legisladores nacionales. Discutieron sobre posibles medidas para la crisis económica. El Gobierno nacional oficializará sus medidas. Se espera que el mandatario correntino realice lo propio al regresar.

180

El gobernador Gustavo Valdés junto con sus pares radicales y máximos dirigentes de ese partido participaron ayer de una reunión en Olivos con el presidente Mauricio Macri. El Gobierno nacional anunciará hoy medidas económicas y de restructuración del gabinete. Luego Valdés hará  lo propio para la Provincia (ver página 4)
El Presidente los convocó para discutir los detalles del recambio ministerial y del recorte del déficit que planea el Gobierno para superar la crisis.
La comitiva estuvo integrada por Ernesto Sanz, los gobernadores: Alfredo Cornejo, de Mendoza; Gerardo Morales, de Jujuy y Gustavo Valdés, de Corrientes; los senadores Luis Naidenoff y Angel Rozas y el diputado Mario Negri.
Macri estuvo acompañado por el jefe de Gabinete Marcos Peña, el titular de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, el secretario general de la Presidencia Fernando De Andreis, el ministro de Modernización Andrés Ibarra, el ministro de Interior Rogelio Frigerio, los vicejefes de ministros Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, y el viceministro del Interior Sebastián García Deluca.
Se analizó con los funcionarios cuáles son los alcances de la crisis y cuál será la estrategia del Gobierno cuando se presente el proyecto de presupuesto en el que quedará plasmado el plan de ajuste.
La UCR apoyaría los recortes siempre y cuando se apliquen retenciones a las exportaciones mineras, de energía, maíz y de trigo, y se revise la reducción de retenciones a la soja.
Los radicales tomaron protagonismo en las febriles negociaciones por el nuevo gabinete y le exigieron a Mauricio Macri que los deje ocupar tres ministerios.
Ernesto Sanz se apersonó en Olivos junto con los tres gobernadores radicales (Gerardo Morales, Alfredo Cornejo y Gustavo Valdés) y los legisladores Mario Negri, Luis Naidenoff y Angel Rozas. Al ex senador se lo menciona para el Ministerio del Interior, aunque en la Casa Rosada lo descartaron.
El mendocino tendría un lugar asegurado en el Gabinete, pero no está dispuesto a recaer en Defensa o Seguridad, como le habrían ofrecido. Quiere Interior, la llave para negociar con los gobernadores, cerrar el presupuesto y garantizar la paz social para el último año de Mauricio Macri.
Temprano, Alfonso Prat Gay, de gira por comités radicales hace un año, fue promovido para la Cancillería en lugar de Jorge Faurie, un empleado de carrera que se ganó el cargo por organizar el acto de asunción de Macri.
Sanz quiere a Lousteau en el Ministerio de Educación, cuyo mayor desafío son las 57 universidades que están en conflicto por el ajuste. En la mayoría pesa fuerte Franja Morada, la agrupación estudiantil que tiene mucha empatía con el diputado y suele organizarle conferencias en las facultades.
Para aceptar, Macri debería romper filas con Rogelio Frigerio o crearle una cartera nueva. Alejandro Finocchiaro no quiere irse, pero no tiene tanta espalda para resistir. Faurie no es un problema. Los cambios de Gabinete recién se definirán en un par de semanas, si es posible, con las cuentas en calma. Según  publicó lapoliticaonline.com