FABRICARÁN 300 MUÑECOS BRAILÍN PARA NIÑOS CIEGOS

El Gobernador realizó la entrega de máquinas de coser, que permitirán la confección de unidades que serán repartidas en toda la provincia. Se trata del primer juguete del mundo diseñado para enseñar el sistema Braille en forma amena y recreativa.

213

El gobernador Gustavo Valdés realizó la entrega de tres máquinas de coser a la docente y emprendedora Virginia Pérez para que pueda producir en cantidad a Brailín, el primer muñeco del mundo diseñado para enseñar el sistema Braille, tanto a niños con discapacidad visual como disminuidos visuales, en forma amena y recreativa, siendo una herramienta eficaz de estimulación temprana.

Así, en el Ministerio de Industria, Trabajo y Comercio se concretó la entrega y Pérez, acompañada por Andrea Sena, recibió dos máquinas de coser rectas semi-industrial y una overlok de 4 hilos con mesa que necesitaba para poder producir masivamente el muñeco.
“Felizmente, de la mano del gobernador Gustavo Valdés y del ministro Raúl Schiavi, vamos a poder fabricar 300 muñecos que serán distribuidos a niños ciegos de la provincia”, dijo Pérez tras recibir las herramientas de trabajo.
Según la creadora de Braillín, a partir de este equipamiento “se podrá triplicar el número de confección, porque se reduce el tiempo de trabajo”.
Vale destacar que de esta manera se da cumplimiento al compromiso que  realizó en el mes de junio el gobernador Valdés, para que cada niño correntino no vidente o disminuido visual tenga acceso de manera gratuita a Braillín.
IMPORTANCIA
De acuerdo con lo que explicaron acerca de la importancia del beneficio, las personas ciegas se ven privadas de muchas prácticas, incluyendo la lectura y el acceso a información, pero gracias al sistema Braille pueden acceder vía tacto a lo que la falta de visión les impide.
La iniciativa comenzó hace más de una década para ser utilizada de manera gratuita por todos los niños no videntes que lo requieran. Utiliza una serie de puntos en relieve que se interpretan como letras del alfabeto y les abre todo un mundo a quienes poseen discapacidades visuales.
El Braille se puede enseñar de distintas maneras y con diversos materiales, por ello, la docente inventó un muñeco de tela que sobre su pecho presenta este sistema de lectura que también puede ser utilizado por adultos.